Thursday, 17 February 2011

Vanport Outfitters

bag

I have what it could be defined as a love-hate relationship with bags. On one hand, I believe what it is said that they can make or break an outfit.I like them a lot in others, but with me the thing is different. I can't find one I really like; they are either too serious or too shabby. There's no happy medium. However, that changed when I saw the picture above at This is Naive. I could daydream about being a cabin boy who is about to be shipped overseas.

Mantengo con los bolsos una relación que podría ser definida como ambivalente. Por un lado, creo firmemente en su poder para cambiar un look. Me gustan mucho en los demás, pero conmigo la cosa cambia. Soy incapaz de encontrar uno que me guste realmente; o son demasiado serios o demasiado cutres. No hay término medio. Pero eso cambió cuando vi la foto de allá arriba en el blog de This is Naive. Cada día podría soñar despierta pensando que soy un grumete que va a embarcar a ultramar.
vanport outfitters

OK now the question is: where can I find something like this? Well, the answer came a couple of days ago, when by pure chance, I saw that they sell something similar at Le Train Bleu.The bag is called The Laurent Sauvé, "named after the French Dairyman who in 1839 was sent by the Hudson's Bay Company to the Portland Island that now bares his name." Bags with history...that's what I want.

Vale, hasta aquí todo bien. Pero, ¿dónde encuentro yo algo así? Bueno, pues hace un par de días, de pura casualidad, veo que en Le Train Bleu venden algo muy parecido. El bolso en cuestión se llama The Laurent Sauvé, en honor a un lechero francés que en 1839, fue enviado por la compañía de la bahía del Hudson hasta la isla de Portland que ahora lleva su nombre. Bolsos con historia...así, sí.


Source: This is Naive, Vanport Outfitters

3 comments:

Tamara said...

Qué bonito el azul marino! Ideal para cuando el sol caliente un poquito más.

Másdelomismo said...

Pues yo creo que mi madre tenía algo muy parecido, y creo recordar que se lo trajo de un viaje a Grecia, hace así como 30 años... me encantan los petates, pero los veo poco prácticos en mi día a día, quizás para una de esas vacaciones que duraban 2 meses a la orilla de la costa amalfitana donde el aperitivo de las 12 era absolutamente obligado... quizás...

adrianaruz said...

A mi también me gusta el azul. Qué bonito!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...